Motivos para dejar de fumar

motivacion

Cuando una persona se plantea dejar de fumar sufre cierta ambivalencia; es decir, quiere pero no quiere. Esto es completamente común en las adicciones porque, como comentábamos en una entrada anterior, sentimos que si abandonamos la sustancia estamos renunciando a algo importante para nosotros. Hasta ahora, el tabaco nos ha proporcionado una serie de “beneficios” que creemos no somos capaces de obtener por otros medios pero, ¿Que hay de los costes?

 Motivación para el Cambio

Todos hemos oído hablar de esa persona que fumaba muchísimo, durante muchos años y, de repente, un día, dejó de fumar…¿Cómo es posible?¿Porque a mi me resulta tan difícil?¿Es que tengo menos fuerza de voluntad? La respuestaes sencilla: MOTIVACIÓN.

La motivación es clave para dejar de fumar, fluctuante y, en contra de lo que suele creerse, puede modificarse. La labor principal de un psicólogo cuando alguien decide buscar ayuda para dejar la adicción es fomentar la motivación para el cambio. Muchos tratamientos para las adicciones fracasan porque intentan “forzar” a las personas a abandonar el hábito. En cambio, la terapia motivacional orienta sus esfuerzos a aumentar la motivación del paciente para que logre un cambio en su estilo de vida.

 

motivacion dejar de fumar

 

Mis motivos para dejar de Fumar

Podría hacer una lista detallada de razones para dejar de fumar pero, a estas alturas,ya sabemos que esa lista no serviría de nada. Dejar de fumar requiere una lista propia de motivos, una lista personal.

Por eso os propongo que cojáis un cuaderno viejo y hagáis dos columnas: motivos para seguir fumando y motivos para dejar de fumar.

Debemos dedicar tiempo a hacer nuestra lista de motivos y ser sinceros, ¿Qué motivos tengo para seguir fumando? ¿Que consigo cuando fumo? ¿Puedo obtener lo mismo de otra manera? ¿De que manera? Si conseguimos motivarnos el camino para dejar de fumar será más sencillo.