ASTENIA PRIMAVERAL

Astenia primaveral

Con la llegada de la primavera disfrutamos de más horas de luz, temperaturas más elevadas y muchas personas sienten un optimismo renovado y un estallido de vitalidad y energía. Sin embargo, algunas personas sufren “un bajón” que puede durar varias semanas. Se sienten decaídas, fatigadas, con alteraciones en el estado de ánimo y tienen dificultades para enfrentarse a las actividades cotidianas.

Este conjunto de síntomas se conoce como astenia primaveral y es un periodo de ajuste transitorio que se especula se produce por una disminución de las betaendorfinas y otras hormonas en sangre como consecuencia de la adaptación de nuestro organismo a los cambios típicos de esta época. La intensidad e incidencia en la población varían de unos años a otros, dependiendo de la brusquedad con la que se producen los cambios cada primavera.

Hay algunas circunstancias que pueden aumentar la probabilidad de padecer astenia como personas que padecen trastornos como la depresión, estados de ansiedad, sueño insuficiente, una mala alimentación, consumo de drogas y alergias. También es más común en mujeres.

Los síntomas son variados pero los más destacados son la fatiga injustificada y un decaimiento considerable en el estado de ánimo. Las personas que sufren astenia pueden sufrir cambios de apetito, desinterés, dolor de cabeza, malestar general, cambios de humor, irritabilidad, tristeza, etc.Un estilo de vida saludable es el mejor antídoto contra la astenia primaveral.

 

Cómo combatir la astenia primaveral

Algunos consejos básicos pueden ayudarte a superar estas semanas:

  • Establece una rutina, mantén un orden en los horarios de comidas, sueño y costumbres.
  • Mantener horarios regulares de sueño, dormir durante 7-8 horas sin utilizar fármacos que nos ayuden a conciliar el sueño.
  • Llevar una alimentación adecuada rica en vitaminas y minerales que aporte a nuestro organismo los nutrientes necesarios.
  • Es recomendable evitar el consumo de alcohol, tabaco y bebidas con cafeína.
  • Practicar ejercicio físico moderado, a ser posible aprovechando las horas de luz solar.
astenia_primaveral
Un buen consejo es aprovechar la llegada del buen tiempo para reemprender todas aquellas actividades que, con la excusa del frío y la falta de luz no hemos realizado durante el invierno. Recuperemos aquellas cosas que nos hacen sentir bien y a las que no hemos dedicado atención: pasear, leer, disfrutar del tiempo con nuestros amigos…
Por último, señalar que la astenia primaveral no es un trastorno de larga duración por lo que si los síntomas persisten es conveniente consultar con un especialista.