LOS PROBLEMAS DE UNA PRINCESA

cuento-princesa

La resiliencia es¬†la capacidad de hacer frente a las adversidades, superarlas e, incluso, ser transformados por el propio proceso. Es un concepto que va m√°s all√° dela idea de “adaptarse” pues la resilencia implica crecer en el proceso.¬†Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¬ŅC√≥mo respondes?

 

Hab√≠a una vez una princesa que se quejaba acerca de su vida y todas sus dificultades. Era una princesa bonita, viv√≠a en un palacio de ensue√Īo y su padre le pagaba todos los caprichos, pero ella dec√≠a que estaba cansada, que le costaba vivir, que se aburr√≠a como una ostra y no sab√≠a como hacer para seguir adelante.

Nuestra princesa estaba cansada de luchar…luchar contra el mundo, contra el destino, luchar contra sí misma. Cuando solucionaba un problema, aparecía otro, o al menos eso pensaba. No sabía, como la mayoría de nosotros, que los problemas y las dificultades  sirven para pulir nuestro corazón, para hacerlo más luminoso.

Su padre, preocupado, le pidi√≥ consejo al mago de palacio. Era un mago muy sabio, que sab√≠a como tratar a la juventud porque hac√≠a muchos muchos a√Īos, √©l tambi√©n fue joven.

El mago condujo a la princesa hasta las cocinas del palacio y con mucho cuidado llen√≥ tres ollas con agua y las coloc√≥ sobre tres fogones encendidos. Pronto el agua de las tres ollas se puso a hervir. El mago entreg√≥ entonces unas zanahorias a la princesa y la hizo notar lo duras que estaban, despu√©s las introdujo en una de las ollas. A continuaci√≥n, pidi√≥ a la princesa que cogiese un huevo con sumo cuidado, ya que es sabido que los huevos son muy fr√°giles, y lo colocara en la segunda olla. Por √ļltimo, coloc√≥ en la √ļltima olla unos granos de caf√©. Dej√≥ que hirvieran durante un rato, sin dirigir una palabra a la princesa, que estaba muy intrigada.y apag√≥ los tres fuegos. Sac√≥ las zanahorias y las coloc√≥ en un plato. Sac√≥ el huevo y lo coloc√≥ en otro plato. Por √ļltimo,¬† col√≥¬†el caf√©¬†y lo verti√≥ dentro de una taza.

 

cuento-psicologia

 

– ¬ŅQu√© veis alteza? ‚Äď pregunt√≥ volvi√©ndose hacia nuestra sorprendida princesa. Ella se puso un poco nerviosa porque no quer√≠a quedar como una tonta delante del mago de palacio – Zanahorias, un huevo y una¬†taza de caf√©¬†‚Äď contest√≥ con cuidado.

Entonces el mago la hizo acercarse y la pidi√≥ que tocara las zanahorias y comprobara que estaban blandas. Luego le pidi√≥ que cogiera el huevo y lo rompiera y la princesa descubri√≥ que estaba duro. Por √ļltimo, le pidi√≥ que probara el caf√©.

– ¬ŅQu√© significa todo esto? ‚Äď pregunt√≥ la muchacha saboreando su taza humeante.

El mago le explicó entonces que las zanahorias, el huevo y los granos de café se habían enfrentado a la misma prueba: agua hirviendo, pero habían reaccionado de forma diferente: La zanahoria llegó fuerte y dura pero después de pasar por el agua hirviendo se había vuelto débil y blanda. El huevo había llegado frágil y delicado, pero se había endurecido. Con el café ocurrió algo distinto, después de estar en agua hirviendo había cambiado el sabor del agua.

– ¬ŅTu que eres? ‚Äď le pregunt√≥ a la princesa ‚Äď Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¬ŅC√≥mo respondes?¬ŅEres una zanahoria, un huevo o un grano de caf√©?

 

resilencia

 

La princesa comprendi√≥ entonces que podemos atravesar la vida de tres maneras: dej√°ndonos hundir por las circunstancias adversas, endureci√©ndonos y perdiendo la capacidad de disfrutar o ti√Īendo la vida con nuestra verdadera esencia, dando siempre lo mejor de nosotros mismos.

Adaptado de Peradejordi, Julio (2003)¬†“Cuentos de reyes, magos, princesas y luci√©rnagas”Gaia Ediciones, Madrid