HIGIENE DEL SUE√ĎO

higiene del sue√Īo

Un descanso reparador es fundamental para nuestro organismo. Sin embargo, nuestro ritmo de vida, el estr√©s, las preocupaciones, los malos h√°bitos, incluso los cambios estacionales pueden provocar peque√Īas alteraciones y mantenernos despiertos.

El insomnio es uno de los trastornos m√°s habituales y puede presentarse como un s√≠ntoma secundario a otra enfermedad o como un trastorno en s√≠ mismo. La¬†incapacidad para iniciar y/o mantener el sue√Īo repercute en la¬†posterior vigilia del paciente y puede ser causa de m√ļltiples trastornos que afectan a¬†la calidad de vida y bienestar.¬†Por ejemplo, no¬†dormir suficiente empeora el rendimiento cognitivo y provoca fallos de memoria, altera nuestro metabolismo, provoca cambios de humor y aumenta la dificultad para tomar decisiones, adem√°s de aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, etc.
 

10 Mandamientos para dormir bien

Con la higiene del sue√Īo se pretende crear mejores h√°bitos y mejorar la calidad del sue√Īo.
1. Mantener un horario fijo para acostarse y levantarse, incluidos los fines de semana y vacaciones.
2. Permanecer en la cama el tiempo suficiente, adapt√°ndolo a las necesidades reales de sue√Īo. No permanezcas en la cama m√°s de 8 horas al d√≠a y, sobre todo no veas la televisi√≥n, utilices el ordenador o trabajes en ella.
3. Evitar la siesta. En casos concretos se puede permitir una siesta pero nunca mayor de 30 minutos.
4. Evitar las bebidas que contienen cafe√≠na, te√≠na y otros estimulantes. Si son consumidas por la tarde alteran el sue√Īo incluso en personas que no lo perciben.
tengo sueno gif fotosueno1 300x2135. Evitar consumir alcohol o tabaco varias horas antes de acostarse, interfieren con un descanso reparador.
6. Realizar ejercicio regularmente evitando el sedentarismo. Es preferible realizarlo con luz solar y, al menos, 3 horas antes de acostarse.
7. Mantener el dormitorio con una temperatura agradable y unos niveles mínimos de luz y ruido.
8. El hambre y las comidas copiosas dificultan el descanso. Evita  acostarte antes de haber terminado de hacer la digestión.
9. Realizar un ritual relajante antes de acostarnos puede ayudarnos a conciliar el sue√Īo. Algunos ejemplos son tomar una ducha tibia, lavarnos los dientes, un vaso de leche, leer, etc.
10. Después de 30 minutos, si no has conseguido dormirte, levántate y relájate un rato hasta que te sientas somnoliento de nuevo.
 
Para personas mayores se debe tener en cuenta:
  • Limitar el consumo de l√≠quidos por la tarde
  • Pasar tiempo al aire libre, hacer ejercicio en la medida de lo posible y disfrutar de la luz solar
  • Tener en cuenta que ciertos medicamentos pueden afectar desfavorablemente al sue√Īo