LO QUE DISNEY NOS ENSEÑÓ SOBRE EL AMOR

disney_amor

Cenicienta y el príncipe azul se casaron, fueron felices y comieron perdices, al menos, eso fue lo que nos contó Disney. Las películas, los libros, la música…el mensaje siempre es el mismo: debemos emparejarnos para ser felices, en las relaciones no hay dudas ni conflictos, el amor verdadero es eterno. La sociedad promueve un ideal del amor que no se corresponde con la realidad y que puede generar frustraciones, confusión e inseguridad.

A veces conviene replantearse aquellas ideas y valores que, aunque nos impiden ser felices, están tan profundamente arraigados en nuestra mente que jamás hemos cuestionado. Ahí van unos cuantos.

Amor a primera vista

Disney nos enseña que cuando menos te lo esperes encontrarás al amor de tu vida. En algún momento, vuestras miradas se encontrarán y sabrás, inmediatamente, que es la persona con la que quieres compartir tu vida. Eso es el amor verdadero.

Solo hay un príncipe azul

No debes preocuparte porque tu único y verdadero amor llegará de un momento a otro. Quizás se retrase porque está atravesando un bosque de espinas o luchando con el dragón. No es tu problema, relájate, acabará por encontrar el camino, es el destino.

Como solo hay uno, cuidado con perderlo. Si en algún momento tu pareja te deja, será imposible vivir sin ella, así que aférrate, lucha, haz todo lo necesario para que no se vaya.

El amor cambia a las personas

No importa si es bruto, violento o desconsiderado, tampoco importa si te secuestra, apartándote de tus seres queridos, todo se supera.

Lo importante es que, al final, tu amor cambiará para siempre a la persona que amas y se convertirá en el apuesto príncipe que mereces. Tan solo ten paciencia, la belleza está en el interior.

Solo a través del amor podemos realizarnos

Estamos destinados a estar junto a una persona increíble y encontrar a esa persona es absolutamente necesario para ser felices. El resto de nuestros éxitos y relaciones son secundarias, si no vivimos en pareja jamás podremos encontrar la felicidad.

Por amor se hacen locuras

Si de verdad quieres a alguien debes hacer todo lo posible para conseguir que se fije en ti, aunque parezca una locura. Es aceptable mentir, cambiar tu aspecto físico o fingir ser alguien que no eres. Así demostrarás tu amor.

Príncipe al rescate

Por supuesto, la mayoría de las princesas clásicas tienen talentos escasos. Limpiar, cocinar, cantar, andar con zapatitos de cristal y bailar con los animalillos del bosque esta muy bien, pero a la hora de la verdad no parecen ser recursos muy útiles. Por tanto, es lógico que tu tampoco puedas lidiar con tus problemas sola, necesitarás un príncipe que acabe con los dragones y arregle la situación. Si te quiere de verdad, correrá al rescate.

Y vivieron felices para siempre…

Por último, pero no menos importante, el amor verdadero es eterno y sin complicaciones. Incluso si apenas has hablado con el príncipe y no tenéis nada en común, el éxito está asegurado. Apresúrate a sellar el compromiso y podrás tener tu “felices para siempre”.

¿Han evolucionado los mensajes?

Disney no es más que un reflejo de la sociedad y, como tal, sus historias han ido cambiando poco a poco para adaptarse a los nuevos tiempos. Desde Blancanieves (1937) la más pasiva, dependiente e inútil de todas las princesas Disney, hasta la valiente princesa Mérida (2012) o Frozen (2013) donde el príncipe tiene la personalidad de una bruja malvada, hemos visto como los cuentos de hadas han ido evolucionando.

Aunque está claro que todavía tenemos mucho camino por recorrer, por fin las princesas pueden solucionar sus problemas, conseguir la felicidad sin necesidad de encontrar el amor verdadero, superar sus miedos, tener relaciones satisfactorias y, si me apuras, descubrir que el amor a primera vista es, como mínimo, cuestionable ¡Bienvenidos al siglo XXI!

disney y el amor

 

Más información:
Trailer en Espa̱ol РFrozen (2013)
Mi novio me controla lo normal (Blog)