Cómo sobrevivir a la Navidad

La navidad es una √©poca que gusta y disgusta por igual. Mientras que algunas personas est√°n deseando que lleguen estos d√≠as, muchos se sienten inc√≥modos y tristes porque consideran que no tienen nada que festejar. Hay muchas razones para no compartir la¬†alegr√≠a de estas fiestas, los problemas personales, las dificultades econ√≥micas, la ausencia de seres queridos y otras circunstancias est√°n presentes en cualquier √©poca del a√Īo pero es en navidad cuando son especialmente dolorosas.

 

Sobrevivir a la navidad…

Durante estos d√≠as muchas personas se sienten m√°s solas, deprimidas, ansiosas y/o melanc√≥licas.¬†De hecho, se estima que cada a√Īo aproximadamente un 80% de la poblaci√≥n sufre en mayor o menor medida alguno de estos s√≠ntomas.

 

La causa de nuestra tristeza: Expectativas y Metas Irreales

¬ŅPorqu√© estas fiestas resultan tan complicadas para muchas personas? B√°sicamente porque nuestra imagen de lo que deber√≠a ser la navidad genera unas expectativas que, la mayor parte de las veces, no se cumplen o no resultan tan satisfactorias c√≥mo pens√°bamos.¬†

 

Estas expectativas irreales las ha generado, en buena medida, la sociedad.¬†Nos venden un “ideal navide√Īo”, nos dicen como debemos comportarnos y sentirnos durante estas fechas, nos convencen de que debemos tener muchos regalos, nos empujan a pensar en reuniones familiares y buenos deseos. Como resultado, si la situaci√≥n personal de alguien no encaja con el “ideal navide√Īo” se siente fuera de lugar y genera sentimientos muy negativos.

 

navidad psicologia

 

Otra de las razones principales para hacernos sentir mal durante estas fechas es no haber alcanzado los objetivos que nos planteamos para el 2014. El fin de a√Īo es un momento de cierre, valoraciones y nuevos prop√≥sitos pero, muchas veces, las personas generamos metas poco realistas y tenemos altos niveles de exigencia que nos provocan ansiedad y tristeza al mirar atr√°s y hacer balance del a√Īo que termina.

 

¬ŅQue puedo hacer?

La verdad es que muchas veces tenemos m√°s motivos para estar tristes que alegres y la navidad no es una excepci√≥n. Pero igual que el resto del a√Īo no es una buena estrategia centrarnos en las cosas negativas y negarnos la oportunidad de disfrutar peque√Īos momentos.¬†Navidad o no podemos tomar las riendas y hacer peque√Īas cosas para marcar la diferencia.

 

La mejor forma de evitar que se nos atraganten estas fechas es adecuar nuestras expectativas a nuestra situación actual. No olvides que tu navidad no tiene porque coincidir con la imagen que transmiten los medios de comunicación. Recuerda que no debes ser nada que no seas, que no existe ninguna obligación de pasarlo bien, que no tenemos ninguna necesidad de comprar cosas que no necesitamos y, en definitiva, que nadie debería decidir cómo vivimos estas fechas.

No te dejes llevar por la tradición, por lo establecido, por las ideas preconcebidas que transmite la sociedad y busca tu propia manera de disfrutar estas fiestas y, si no quieres celebrar nada, pues no lo hagas.

 

Por √ļltimo, recordar que nuestra felicidad se relaciona directamente con las expectativas que tenemos en nuestra vida.¬†Que uno de tus prop√≥sitos para el 2015 sea establecer metas realistas que te ayuden a alcanzar tus sue√Īos y a emprender el camino que deseas.

Mis mejores deseos para estas fechas