INDEFENSI√ďN APRENDIDA

indefension aprendida
Hace alg√ļn tiempo hablabamos de “las cadenas que nos atan”¬†y del¬†cuento del elefante encadenado. Este cuento hace referencia a un fen√≥meno muy conocido en el mundo de la psicolog√≠a: la indefensi√≥n aprendida.
La indefensión aprendida es la consecuencia de creer que nuestras acciones no tendrá ninguna influencia sobre los resultados. Esta conducta se aprende y puede tener terribles consecuencias en nuestra vida y nuestros estados de ánimo. Una persona que se percibe incapaz de transformar una situación desagradable permanecerá pasiva y aceptará su destino, aunque las circunstancias cambien y exista una posibilidad real de modificar la situación aversiva.

Esta teoría se relaciona con la depresión clínica y otras enfermedades mentales pero también tiene otras implicaciones fuera del contexto clínico, por ejemplo, el ámbito académico, personas que sufren malos tratos, personas con enfermedades crónicas o las víctimas de genocidios.

indefensión aprendida, cadenas, psicología, no puedo

Cómo evitar la indefensión aprendida

  • El primer paso para hacerlo es darse cuenta. Si no somos conscientes de que algo ocurre, dif√≠cilmente podremos cambiarlo.
  • Un segundo paso es convencerse de que el¬†cambio es posible. Rompe las cadenas e int√©ntalo de nuevo, no te des por vencido.
  • Procura ser optimista, no te predispongas al fracaso. Si crees que no lo lograr√°s, el fracaso est√° pr√°cticamente asegurado pero te est√°s negando la oportunidad.
  • Intenta ver los fracasos como algo “circunstancial” y no “general”. Analiza que ha podido fallar y busca nuevas soluciones, vuelve a intentarlo.
  • Cree en ti mismo y se consciente de tus √©xitos. A veces minimizamos nuestros logros y magnificamos los fracasos, evita esa actitud. Tus √©xitos son importantes, valoralos como se merecen

A continuación os dejo un vídeo que explica muy bien como se produce la indefensión aprendida con un ejemplo muy sencillo.