Los 3 gobernantes de la aldea de Yo

Desde tiempos inmemoriables, el ser humano ha utilizado los cuentos para transmitir sabidur√≠a. En ciertos momentos de nuestra vida, hay historias que nos ayudan a reflexionar y nos “iluminan” el camino. Espero que la siguiente historia os resulte enriquecedora y positiva.

 

Los gobernadores de la aldea del YO

 

Cuenta una leyenda que hace mucho mucho tiempo había una próspera aldea llamada Yo. En el centro de Yo había un hermoso palacio y, dentro de aquel palacio, había tres gobernantes: Mental, Emocional y Físico.

Mental nunca sal√≠a de su despacho, siempre detr√°s de una monta√Īa de papeles, haciendo planes y c√°lculos, asegur√°ndose de que todo funcionaba correctamente. Emocional, sin embargo, se pasaba la vida en los jardines del palacio, cuidando de los √°rboles frutales, la huerta y las hermosas flores de colores. Ninguno de los dos se dejaba ver, pero sus acciones y decisiones llegaban a todos los rincones de Yo.¬†F√≠sico, por el contrario, estaba siempre fuera del palacio, asistiendo a fiestas, haciendo deporte y ocup√°ndose de muchos asuntos cotidianos de los habitantes de Yo. Todos los ciudadanos, desde el m√°s joven al m√°s viejo, conoc√≠an a F√≠sico y le invitaban¬†a todos los banquetes y celebraciones.

Pasaban los a√Īos y los habitantes de la aldea cada vez mimaban m√°s a F√≠sico y le regalaban comidas exquisitas, ba√Īos perfumados, masajes, ropas bonitas… F√≠sico estaba feliz, pero nadie ten√≠a en cuenta las necesidades de los dem√°s gobernantes. ¬†Al principio, nadie se dio cuenta, pues Mental y Emocional continuaban viviendo pr√°cticamente recluidos pero lleg√≥ un d√≠a en que las cosas empezaron a ir muy mal.

 

físico-mental-emocinal

 

Mental comenzó a obsesionarse con la seguridad del reino y comenzó a imponer prohibiciones y sanciones, las cuentas no cuadraban y los transportes nunca salían a su hora. Era el caos.

Por su parte, Emocional descuidó el huerto, los árboles y las flores, y todos los frutos se pudrieron. Los habitantes de Yo pronto se dieron cuenta de que las tiendas estaban desabastecidas y que nadie podía comprar comida. Hubo una terrible hambruna.

La tristeza y la ansiedad se extendió por Yo y los aldeanos, confusos y preocupados, ya no tenían ganas de cuidar a Físico, que también empezó a mostrar signos de debilidad y cansancio.

Entonces se dieron cuenta de su error. Como ciudadanos, ellos deb√≠an atender las necesidades de sus tres gobernantes para que la aldea pudiese funcionar. Emocional necesitaba expresarse, pintar, bailar, escribir y relacionarse para poder estar equilibrado. Mental, por su parte, necesitaba silencio, motivaci√≥n, nuevos retos… F√≠sico, Mental y Emocional deben estar equilibrados y as√≠ podr√°n dirigir con √©xito la peque√Īa aldea de Yo. Una vez que los habitantes lo comprendieron, Yo fue una de las aldeas m√°s bonitas y luminosas de todo el pa√≠s.

Y en tu aldea‚Ķ ¬Ņqui√©n gobierna?